miércoles, 14 de mayo de 2008

13 mentiras de la historia.

Como bien sabemos “los ganadores son los que escriben la historia”, por ello muchas de las cosas que nos enseñan en la escuela no dejan de tener ciertos apartados que bien valdría la pena cuestionar; aunado a ello, los chismes o errores de percepción tienden a imponerse sobre verdades no tan interesantes; así que por ello les traigo algunos ejemplos de las cosas que creíamos eran ciertas y que no lo son realmente:


1) Marco polo nunca estuvo en china. Es curioso pero este supuesto viajero nunca mencionó la “muralla china”, cosa rara dado que no se trata de un muro sólo dos metros de largo, además los chinos no han encontrado evidencia de tales incursiones de este italiano, extraña dado la costumbre china de ser increíblemente burocráticos, asimismo también omite hablar de sitios muy famosos de china e incluso no hace mención de su peculiar sistema de escritura. Así que se especula que sólo se limitó a intercambiar mercancías y datos durante sus viajes por el mar negro.

2) Las tres carabelas de Colón solo fueron dos. Que fueron La pinta y la Niña, porque la tercera nave que participó en el descubrimiento de América era una nao, otro tipo de barco de mayor tamaño. Se llamaba Maria Galante, pero Colón la rebautizó Santa María.

3) Napoleón no era tan bajito. De hecho, media 1,68 cm., una estatura aceptable para su época, e incluso superaba por 4 cms. al Duque de Wellington, su gran enemigo.

4) Los vikingos no llevaban cascos con cuernos. Eso fue una invención del pintor sueco Gustav Malstrom en las ilustraciones que realizó en 1820 para el poema épico Frithiof`s Saga. El propósito de estos cuernos irreales era retratar a los feroces guerreros del norte como seres casi demoníacos.

5) George Washington no fue el primer presidente de EE.UU. Al estallar la revolución americana en 1714, una comisión de notables eligió a Peyton Randolph, de manera provisional para ese cargo. Tras su dimisión, ocho personas actuaron como presidentes en funciones hasta 1789, año en que por fin se aprobó la Constitución americana y se celebraron las primeras elecciones al cargo, en las que Washington fue finalmente elegido.

6) Hernán Cortés nunca quemó todas sus naves. Según el relato de Bernal Diaz del Castillo, el cronista que acompañó a la expedición durante la conquista de México, lo que hizo fue embarrancarlas y barrenarlas, para abrir vías de agua. Además, Cortes dejo una intacta, para que fuera a Cuba a solicitar el envió de mas víveres y tropas.

7) Sherlock Holmes nunca dijo: "elemental querido Watson". En las novelas de Conan Doyle, el famoso detective si pronuncia la palabra "elemental", pero nunca acompañada por la muletilla. La frase, tal y como la conocemos, fue escrita para el guión de una película protagonizada por Basil Rathbone en 1939.

8) Van Gogh no se corto toda la oreja; solo un pedazo del lóbulo izquierdo.

9) En la bastilla no había presos políticos. Para acabar con la revolución francesa, hay que decir que en la mítica prisión parisina no estaba preso ningún disidente. No había más que siete cautivos. Todos aristócratas (entre ellos el Marqués de Sate), encarcelados por los llamados "delitos de nombre": no pagar deudas, matar a un rival en un duelo, etc.

10) Robin Hood no era un bandido generoso, ni robaba a los ricos para dárselo a los pobres. En realidad era un nombre llamado Robert Hood, que se sublevó contra el rey Ricardo II (y no contra Juan Sin Tierra) para no pagar impuestos.

11) No existen los cementerios de elefantes. La aparición de un gran número de osamentas de paquidermos en un mismo lugar hizo que en un mítico lugar al que los elefantes se dirigían voluntariamente para morir. El misterio lo aclaro el biólogo Rupert Sheldrake, quien explicó que lo que realmente ocurría es que los ejemplares ancianos o enfermos de una misma manada se quedaban a vivir cerca de los manantiales de agua y morían allí.

12) Einstein no era bueno en matemáticas de niño; Einstein era un prodigio con las matemáticas, y antes de cumplir los 12 años, ya era mejor en cálculo y aritmética que todos su compañeros. Einstein de hecho creía que la escuela le estaba frenando y sus padres le compraron libros de cálculo avanzado para que estudiara.

13) Bin Laden no fue el primero en atacar a EEUU en su propio territorio nacional. El “mérito” le corresponde a Pancho Villa, quien en 1916 cruzo Río Grande y atacó la ciudad de Columbis, en Texas, donde mató a siete personas. La invasión duró menos de diez horas.

Vale, tras leer lo anterior sería buena idea hacer algo similar sobre la historia de México; pero eso será en otra ocasión; si desean saber un poco más de este tema pueden consultar:

Grupo tortuga.

Las 5 mentiras más ridículas que nos contaron en la clase de historia

Hoaxipedia

Y pues como decía el buen Mulder: "the truth is out there (la verdad está ahí afuera)”; saludos.